viernes, octubre 11, 2013

El YO positivo y la Psicología Positiva

Introducción.
El PERMA es un acrónimo utilizado en la Psicología Positiva, PP, para denotar las cinco columnas de una vida completa, un poco, los elementos para ser feliz: tener bienestar y  salud. En general, podemos decir que son las tres vidas iniciales de los postulados de la PP, como son, la vida placentera o hedonista, la vida comprometida y el fluir en lo que se hace, y la vida con sentido que es la trascendencia en la visión holística y social como responsabilidad;  el “ayudar a otros”  Las dos que le han agregado, como son la relaciones interpersonales, o la Vida Compartida, (que en Venezuela es muy importante) y la Vida de los Logros, que son aquellas metas a alcanzar de acuerdo a la visión del mundo que vayamos teniendo.

Por otro lado Martín Seligman, (Seligman citado por Aquique, 2013), en su cuestionario VIA (Values in Action), ha propuesto que el hombre tiene al menos cinco virtudes de las que se derivan 24 fortalezas de carácter. Las fortalezas nos ayudan a desenvolvernos, a interactuar, a alcanzar metas, en fin, son requisitos para poder vivir las tres vidas, junto con lo interpersonal y los logros. Conocerlos, re-conocerlos, usarlos, sin duda, nos debería ayudar a incrementar nuestra visión de nosotros mismos, que para los efectos de este ensayo, lo denominamos, la Auto-estima. ¿Pareciera entonces, que existe una relación entre la autoestima, (el Yo Positivo) y el PERMA?

El Yo positivo y la autoestima. La relación entre las fortalezas  y el PERMA.
 Bien dijo Pope, (Pope 1996, citado por Aquique, 2013), que la autoestima está basada en “una combinación de la información objetiva sobre uno mismo y la evaluación subjetiva de dicha información”. Al final, ambos procesos son internos  y no dependen de terceros. La percepción de un “yo positivo” se desprende sin dudas de una buena visión de nosotros mismos al evaluar lo que somos en relación al entorno, lo que nos aceptemos y el grado de bienestar que de ello se obtenga. Las herramientas, son las fortalezas de carácter. Es por eso que la PP siempre explica que en el PERMA existe un eje transversal importante que son las fortalezas de carácter. ¿Son universales? Pues yo mismo hice esa pregunta hace tiempo y resulta que los investigadores viajaron por el mundo y todas las culturas y religiones y pudieron recopilarlas todas en cinco virtudes y 24 fortalezas de carácter.
(Les recomiendo realizar el instrumento VIA, "values in action" para conocer sus 24 fortalezas. Si buscan en este blog la solapa con la cara feliz los lleva al sitio)

Aún más, y como aporte a la discusión, el autor piensa que el Yo Positivo, (Visión positiva de uno mismo que genera bienestar mediante la autoestima), se genera de la interacción entre el Yo actual y el Yo ideal, o aquello que deseamos llegar a ser. Pero el “llegar a ser” no es una meta estática, ya que puede cambiar constantemente en función de nuestra forma de ver la vida. De las cinco piezas del PERMA, quizá no todas lleguen a tener la misma proporción o importancia para nosotros. Hay personas que valoran las relaciones interpersonales de primera o la vida hedonista y los placeres de la vida per se. El balance es la clave, y esto solo se logra bajo el “Autoconocimiento” de uno mismo, y posteriormente con el “Auto-control” que va a evitar a que volvamos a ser lo que no queremos ser ya más.

 Todos esos complejos procesos deberían terminar con la auto-aceptación que es cuando tenemos control pleno de nosotros mismos, en forma positiva y permanente. La paradoja está en que solo cuando nos logramos aceptar como somos, por fin, es solo cuando podemos empezar a cambiar.

 Aclara Pope, 1996, citado por Aquique 2013), que se debe reconocer que el hombre tiene varios procesos a los cuales dar atención. En el orden que aparecen:
 la auto eficiencia, que el el reconocimiento de nuestras fortalezas, como recursos de acción y el uso correcto, trabajando en potencializar las más necesarias o aquellas que nos son más propias;
  • la auto estima, que es la forma en que nos premiamos
  • el auto concepto, que se basa en la opinión de sí mismo y que debe estar en concordancia con las metas;
  •  la auto imagen, que representa cuanto disfrutas de los que se ha llegado a ser, 
  • y la auto eficacia, que no es más que la relación entre el auto control (no retroceder) y la visión de ese “Yo Ideal” que se construye permanentemente. Es posible, que en algún momento, el Yo real y el Yo ideal se junten; es allí donde, a través de la auto estima y el PERMA podemos sentir esa sensación de paz interna y de bienestar. (Como dice Arturo Uslar Pietri, "sigo los pasos del hombre que voy siendo")

Es importante incorporar a los elementos de la constitución del “Yo ideal”, y los ámbitos en los que se desenvuelve a: la familia, el trabajo, la educación y la salud.
 De los cuatro, vale la pena resaltar que en el trabajo, existen varios ámbitos (y que serían objeto de otro ensayo). El trabajo depende para resumir, de la profesión, la educación recibida y permanente, el oficio y por sobre todo, la vocación. Esta última, pareciera que es impactada por todos los elementos del PERMA pero mucho más, en la Vida con Sentido o aquello que nos induce a trascender ayudando a otros, e incorporando también, los placeres, el fluir, los logros y los amigos. (Visión reduccionista del autor,2013)

Alberto Lindner

 Fuente

Aquique, María Enriqueta.(2013)  El Yo positivo. Material de clase. Diplomado de Psicología Positiva II. Caracas: Unimet


Foto: un atardecer en Caracas tomada con mi teléfono inteligente. El aprecio a la belleza es una fortaleza de carácter que te puede dar paz.

No hay comentarios.: