domingo, febrero 21, 2010

Declaración Artesana

Hace casi cinco años entregué mi tesis de Tecnología Educativa, que se fundamentaba en el uso de las redes sociales, recién nacidas por la aparición de los blogs de "Blogger" para consolidar Comunidades Virtuales de Aprendizaje. Se planteó en una web 1.0, una comunidad de búsqueda de información, pero unidireccional. Simultáneamente con el gran aporte de Google, me pasé a realizar mi experimento desde el blog.
Ya son casi cinco años.

El tejido entonces, de las redes sociales, ocurre como por magia y comienzas a conocer a personas muy especiales, que llevan sus creencias, ponencias, valores y conocimento a cuesta, y cual cometas van dejando estelas de aprendizaje en sus rutas y a través de esos tejidos invisibles que ocurren al unir virtualmente a las personas, no importando su ubicación geográfica. Pero el concepto inicial 1.0, "unopuntocerista" (comunicación unidireccional), se ve impactado por la necesidad de respuestas, lo que es facilitado por la aparición de la web 2.0 (Dospuntocerista). Así, y poco a poco fuí conociendo e intercambiando opiniones con gente muy especial que andaba en lo mismo que yo. Un poco para re-descubrirse y confirmarse dentro de sus propias creencias.

Tras conocer a gente maravillosa, conocí de ellos sus conocimientos en un tejido también, de los que Harvard Bussines Review, habría de llamar la Inteligencia Colectiva, una suerte de aportes voluntarios que hacen variar, derivar, conceptualizar el conocimiento actual, para convertirlo en una "suerte" de Ecología del Aprendizaje y cuyo concepto ya había sido enunciado por Jhon Seely Brown.

En esa vida "dospuntocerista" descubrí la ponencia de Julen, sobre el trabajo colaborativo en red que habría de llamar Consultoría Artesana en Red. Fué un mágico descubrimiento pues inmediatamente me suscribí al concepto y lo hice mio también. Mas aún, lo declaré en la Misión del Blog que uso para desarrollar igualmente, mi propio concepto sobre "FacilityManager", un gerente que facilita procesos y hace que las cosas factibles sucedan. ¿Casualidad o causalidad? me adhiero a la segunda. (Un Facility manager debe ser un artesano)

Con el tiempo y siguiendo el tejido de las redes particulares, encontré a gente similar, que aunque en sus diferencias, compartían una visión equivalente del mundo. Es así como hace un año (parece mas), escribí un post que se llamó ¿Misión Imposible 2.0?.
En él relato a estudiosos de las redes, en apariencia discímiles pero en esencia iguales, y estructuro una gran red con ellos que sería sin lugar a dudas una fuerza vital, que haría variar la generación de conceptos. Fué quizá una casualidad o quizá ocurrió en la observación de lo que ya parecía probable; la estructuración en Red de una Comunidad Virtual de Consultores Artesanos. (La imagen probable de mi tesis pero hecha realidad)

Este grupo de profesionales, con sus personalidades particulares a cuestas habrían de conocerse y reunirse hace un año en Segovia, lo cual seguí de cerca.
Este año y a escasos días de hoy, lo volvieron a hacer, ya con un grupo mas nutrido de CA, en Málaga, la tierra de Nacho Muñoz y de Amalio Rey a quienes sigo y admiro mucho. De esa reunión, nació por necesidad y por que ya era inevitable, la primera versión de la "Declaración de los Consultores Artesanos", que anexo más abajo y cuya fuente original, pueden conseguir en la Comunidad Artesana, que vinculo.

¿Pero que es Consultoría Artesana? se preguntarán los que llegan acá por primera vez. En pocas palabras y según lo narramos generalmente, se trata de realizar Consultoría organizacional teniendo en cuenta la realidad del cliente. No se trata de aplicar "paquetes" de consultoría, sino de conocer primero a la organización por dentro y desarrollar con ellos, las posibles soluciones a sus problemas. Como se decía en las primeras posibles declaraciones, "moldear el barro crudo y convertirlo en bellas piezas utilitarias, donde el barro y la mano de obra, son de las empresas a las que ayudamos. Un poco de trabajar con "lo que hay" y lograr cosas maravillosas.

Yo estoy a un Océano de distancia, (América), pero muy cerca de lo que acontece. Es maravilloso ver como se estructuran, se conocen, se hacen amigos y generan nuevos conocimientos emergentes. Así debe ser la web, en la antesala de la 3.0, la web semántica. (Ayer Google me preguntó si lo autorizaba a verificar mi navegación, lo cual es el inicio de la nueva navegación 3.0).

Bajo esa maravillosa perspectiva, no me queda más. sino adherirme a la Declaración, y seguir junto con ellos, en el camino del desarrollo del concepto, lo que impactaría definitivamente en mi desarrollo profesional, y que habrá de compañarme a partir de entonces y hasta siempre.

Solo agregaría como para cerrar, no olvidar que es una comunidad abierta, sistémica de inclusión, formada por profesionales de todo el mundo, donde cada opinión tiene su espacio. Un poco de consultoría artesana aplicada a la Consultoría Artesana. En la generación del Conocimiento Emergente, todos aportan su grano de arena. (Lo interesante es, que todos aun siendo Inmigrantes digitales, actuamos como Nativos.)


Dijo una vez, Manel de CumClavis, que la asociación de iguales era como la caza de Mamuts, donde luego de establecer la necesidad, se repartía el producto del proyecto. Lo distinto ahora, es que se formó la comunidad y ya nadie regresa a casa, hasta la próxima vez, ¿no?

"LA DECLARACIÓN
Somos profesionales que trabajamos por el cambio y la mejora de las organizaciones, un trabajo que suele englobarse bajo el término de consultoría. A esta denominación le añadimos un adjetivo que representa un atributo diferencial: hacemos consultoría artesana. Nos definimos como estructuras simples y autónomas, talleres más que fábricas donde abordamos proyectos de dimensión humana.

La consultoría artesana es una alternativa a la manera dominante de hacer consultoría que aporta nuevas perspectivas, enfoques y valores a la hora de abordar el cambio en las organizaciones. Se define, por tanto, mediante estas señas de identidad:

1.Trabajamos con las personas. El conocimiento, la ilusión y toda la energía necesaria para el cambio y la mejora residen en las personas, una a una, pero también organizadas y en equipo. Por eso, más allá de clientes, decimos que trabajamos con personas y no con corporaciones.

2.Nos gusta nuestro trabajo. Nuestra materia prima es el conocimiento, algo que no se genera con horario fijo o en espacios concretos. De ahí que no establecemos rígidas separaciones entre nuestra labor de consultoría y otras facetas de nuestra vida. Integramos nuestro trabajo como una actividad más de nuestro quehacer cotidiano.

3.Colaboramos de manera abierta. Con cada caso y proyecto generamos conocimiento, pero nuestro valor no reside en atesorarlo, ni en métodos y técnicas privativas a resguardo de clientes y de otros profesionales, sino en abrirlo a nuestra comunidad.

4.Somos red, que en buena parte se refleja y apoya en nuestros blogs y en los medios sociales en que participamos. A través de estos canales distribuimos y compartimos conocimientos, ideas e inquietudes.

5.Somos una comunidad de práctica en la que aprendemos a través de conversaciones entre iguales, cuyo fundamento no está tanto en el qué sino en el cómo.

Estas características esenciales se traducen en las siguientes prácticas:

1.Buscamos imprimir carácter y sentido personal a lo que hacemos, de manera que cada caso es un proyecto nuevo. En él incorporamos nuestra materia prima, el conocimiento abierto, así como el aprendizaje anterior y la experiencia renovada. En este marco, innovar no es una actividad instrumental sino un imperativo implícito.
2.Aprendemos a través de la experimentación y del error, de la desviación y de la corrección del rumbo planificado, y nos renovamos con cada trabajo. Ya que el aprendizaje sucede antes, durante y después de cada proyecto, la acción y la revisión resultan imprescindibles para aportar soluciones.
3.Buscamos divertirnos con cada trabajo porque para anclar y asimilar los aprendizajes es fundamental la ilusión y la emoción por el trabajo bien hecho. Por eso compartimos esta pasión con las personas con las que colaboramos.
4.La diversidad es una de nuestras principales riquezas porque trabajamos con personas y aprendemos de lo diferente, no tanto de lo conocido. Incorporamos a nuestra red a quienes pueden aportar conocimiento, ideas y experiencia en sintonía con la manera de hacer propia de la consultoría artesana.
5.Confiamos en la meritocracia como vía de desarrollo. Ser parte de una red posibilita buscar, para cada proyecto, las personas y los conocimientos idóneos, porque la prioridad reside en que el proyecto culmine con éxito. Sabemos que esto es lo mejor para nuestra reputación y fiabilidad a largo plazo y para construir relaciones de confianza con nuestros clientes.
6.Abogamos por modelos no invasivos de acercamiento a los clientes, que se basen en prescripciones y referencias de proyectos anteriores como mejor carta de presentación.
Nuestros proyectos son nuestros talleres y cada resultado una pieza singular, consecuencia natural de haber sido desarrollada en un momento único, gracias a la experiencia renovada y al conocimiento conjunto y compartido. Esta particular manufactura sólo es posible desde algunos valores que consideramos básicos:

1.Franqueza. Trabajar con personas en el mismo plano de colaboración nos facilita decir que no cuando por ética o viabilidad el proyecto no nos convence. Además, nos permite advertir mejor el error en la ejecución de cualquier proyecto.
2.Pragmatismo que permite conciliar la vocación por el trabajo bien hecho con las circunstancias y requerimientos de cada proyecto, de manera que el mejor logro sea, también, el logro posible.
3.Simplicidad que nos aporta concreción y capacidad de reacción. Articulamos cualquier estrategia a largo plazo mediante aproximaciones sucesivas que facilitan el conocimiento progresivo y mutuo con las personas con las que trabajamos.
4.Sobriedad en infraestructuras y recursos, compromiso con el open source y con el conocimiento libre.
5.Re(d)lación de confianza y perdurable que surge de trabajar con personas e implica establecer relaciones más allá de las contractuales del proyecto. En definitiva, incorporar a esas personas a nuestra red.

Quienes proponemos esta declaración, sus señas de identidad, prácticas y valores, nos organizamos mediante talleres. El taller concreta y da sentido a nuestra red abierta de consultoría artesana. Se define como una plataforma de re(d)lación en la que colaboramos profesionales de la consultoría, clientes y otras personas interesadas. El taller incorpora recursos, conocimientos, ideas e inquietudes que provienen de la práctica profesional y los abre a toda nuestra comunidad."

Alfonso Alcántara, José Miguel Bolívar, Anna Cabañas, Vicent González, Julen Iturbe-Ormaetxe, Carmen Jasanada, Manel Muntada, Nacho Muñoz, Dolors Reig, Amalio A. Rey, Miquel Rodríguez, María Jesús Salido, Luis (tic616)

7 comentarios:

cumClavis dijo...

Aunque viene de hace tiempo, esto, lo que se dice "esto" está solo empezando. Ahora vendran los verdaderos encuentros y colaboraciones entre "artesanos". Nos vemos ahí! Un fuerte abrazo,

Facility manager dijo...

Gracias Manel. La declaración artesana te ha rejuvenecido?? Parece que si.

Gacias por pasar, tu opinión es muy valiosa igual que tu interés, aportes y sentido común. Eres el más humanista de los artesanos, por ende el equilibrio.
Gracias por tu amistad y por estar siempre pendiente.Se te quiere.
Un abrazo artesano,
Alberto

Nacho Muñoz dijo...

La lógica y el devenir hará que podamos compartir en adelante no sólo ideas, sino también experiencias.
Un abrazo!

mkl dijo...

Gracias por la referencia. Como dice (y suscribo) Manel, el humanista ;-) esto sólo es un comienzo, bueno, como todo, ¿no? un amanecer como el que acontece a la luz de la llama del horno cuando se enciende cotidianamente en cada taller artesano... siempre iniciando... :-)

Facility manager dijo...

Hola Nacho (El doctorando):
Eso espero. Tu paso por el Doctorado seguró nos aportará nuevos conceptos y visiones. Un abrazote.

Hola Miguel: ("exsocioysinembargoamigo"):
e gustó la metáfora del horno del artesano. Implica, como dicen los alemanes el "hogar", implica luz, implica reuniónalrededor de una idea. Allí estaré con ustedes en el inicio permanente de nuevas experiencias
Un abrazo,
Alberto

Julen dijo...

Nos seguimos leyendo. Continuamos en viaje y navegamos, creo, en el mismo barco. Gracias por compartirlo.

Franck dijo...

Me acabo de apuntar a la iniciativa tambien