sábado, enero 08, 2011

¿Cuándo cambiar de trabajo? Post·248

Uno de los paradigmas más grandes que he escuchado, es cuando me dijeron que estamos educando a profesionales para profesiones que aun no existen. Eso hace cuestionar la pertinencia de los contenidos curriculares, y sobre la utilidad práctica que puedan tener en las actuales generaciones, si no están orientados a sus necesidades futuras. En un pasado post, he discernido sobre la realidad de esta generación única, en que los más jóvenes enseñan a los mayores, un poco la noción inversa de los maestros y los aprendices.

Y era difícil de comprender estos cambios, pero en los últimos años y a raíz de las nuevas realidades digitales, nos damos cuenta que han aparecido realmente, nuevas profesiones,

a. Community manager, o aquel profesional que se ocupa de la opinión de la organización en las redes sociales, como facebook, Twitter, Youtube o Blogger.
b. Social media planner, una especie de gerente de relaciones públicas que se encarga de atender las necesidades y quejas ocurridas en las comunidades sociales
c. El experto en SEO,( Search Engine Optimization), que estudia la forma en que mejora la ubicación de la marca en los buscadores indexadores de información.
d. Así, se especializan las agencias de publicidad en mercadeo en la 2.0 y existen cuentas específicas para ello.

Y no debe ser cosa fácil anticiparse a lo que va a suceder, en materia de conocimiento, sobre todo si los cambios son tan rápidos. A penas hoy en mi pais, es que la academia reconoce a las redes sociales y vemos a las autoridades universitarias abrir sus perfiles en Facebook y abrir una tímida cuenta en Twitter; hoy cuando ya van más de 500 millones de usuarios en el mundo en FB y un tanto menor en Twitter, como 300. y fecha en que Wikipedia cumple 10 años. Cuando algunas universidades españolas, ofrecen postgrados en Community manager, en América la academia lo observa con recelo para ver como evoluciona el conocimiento.

En estas décadas; la pasada y la que está por venir, va a ser mucho más evidente el cambio de profesiones a lo largo de nuestras vidas. Cambiaremos de profesiones quizá, para adaptarnos a los nuevos retos, o ocupar nuevos cargos, o desempeñar nuevos roles o a ocupar nuevas profesiones. Todo depende de lo que seamos y hagamos en la forma de obtener ventajas competitivas y en la manera de “aprender a aprender”. Nos es tanto el conocimiento que adquirimos, sino en las capacidades y aptitudes para reconocer lo retos, enfrentarlos y ganarles.

Hay profesiones que trabajan con alto impacto ambiental, ya sea en construcción o hasta en la fabricación de fragancias. Todo depende de que el organismo, (uno), responda a los alergenos; si no es así, debemos buscar cambios para mejorar nuestra calidad de vida y seguir adelante. Lo importante es saber reconocer los signos y actuar en consecuencia.
La preparación no ocurre de una año a otro, a veces nos toma una década para completar la preparación. Por eso es importante “visualizar” el futuro y contestar una simple pregunta;

¿Qué vamos a estar haciendo en 5 años, en 10?.
Si valoramos lo que somos y a donde vamos, podremos responder esas preguntas; sin importar la edad que se tenga. (Sobre todo si Europa lucha por subir la edad de retiro a los 75 años, ya lo había dicho Drucker).

Termino con una historia relacionada, (yo también tengo las mías, en plural).
Una colega, experta en fragancias, tuvo que solicitar cambio, pues desarrolló alergias a las esencias luego de una larga trayectoria en su carrera de química. Se le ubicó pues,en la naciente gerencia de Responsabilidad Empresarial; todo un cambio importante.
La actitud hacia la sensibilidad social ayuda, la aptitud a la solución de problemas, también, estando por último, la adaptitud, como habilidad personal, para dejar atrás tantos años de trabajo, para visionar los nuevos retos del futuro, en algo nuevo, y desconocido.
Seguro que RSE, también es una profesión del presente y del futuro, que nos ubica dentro de la empresa posible, dentro de entornos de aprendizaje y solidaridad social.

Termino con una frase suya, cuando el abogado corporativo le encontró en el pasillo, una vez que ella se mudó de oficina del piso 1 al piso 2:

- “No te había visto en estos día, supe que te mudaste a las “alturas”.”

Responde,
- “Hay dos formas de ascender, y una de ellas es, por las escaleras”
__________________________
La foto es mi mesa de noche, tomada desde el Blakberry. Dicen que uno no debe tener tantos relojes detenidos cerca; solo uno y que funcione. Me doy cuenta ahora; pronto lo soluciono. La foto nos indica que el tiempo pasa, y uno es responsable de lo que hace con el. Si lo acumula, siempre es por medios que están deteriorados o simplemente no funcionan.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente articulo!!

cumClavis dijo...

Buena reflexión Alberto. Gracias!
Por cierto con esos relojes en tu mesita debes vivir en un [no]tiempo que es como vivir en cualquier tiempo ¿verdad? Excelente :-)

Facility manager dijo...

Hola anónimo, gracias por el comentario.

Hola @migo Manel: que buena tu visita siempre. Consecuente,gracias.

Si los relojes, pensaba eran una colección, pero en realidad es un lio. Mejor como que soluciono eso. Ahora con el teléfono movil es suficiente para levantarse en las mañanas.

Salutti,
Alberto