jueves, agosto 06, 2009

CABIZBAJO Y MEDITABUNDO...!


Cabizbajo, ja
1. adj. Con la cabeza inclinada por abatimiento, tristeza o
preocupación:
lleva una temporada muy cabizbajo.
Meditabundo, a
adj.
Que piensa, medita o reflexiona en silencio
Diccionario de la lengua
española © 2005 Espasa-Calpe S.A., Madrid

Esta frase: “está cabizbajo y meditabundo” se puede aplicar hoy en día, a la nueva generación de usuarios de teléfonos inteligentes. La actitud de estos nuevos personajes de la generación de la tecnología es en resumen, una persona centrada en sí misma, con la cabeza gacha, y mirando como hacia el suelo, con la diferencia que se interpone un teléfono entre los dos.
Ya es común tropezarse en la calle con estos usuario-dependientes, ya que su atención se encuentra enfocada en el mensaje virtual, sin mirar al frente y caminando casi por intuición. (Ha habido muchos huecos que han cobrado sus víctimas). En mi país, donde la inseguridad ha alcanzado niveles alarmantes, se han convertido en “presa fáciles” para robos y arrebatones.
El otro día me contaba un compañero de trabajo, que se encontraba en una esquina, “cabizbajo” usando su costoso aparato, y que un transeúnte le pidió prestado el teléfono para hacer una llamada. Este, sin pensar y creyendo que lo estaban robando, se lo lanzó y salió corriendo.

Ahora la comunicación se ha transformado en un dolor de cabeza; he asistido a reuniones donde estás haciendo una presentación y todos los asistentes están mirando por debajo de la mesa, a su pequeño aparatico. Uno, que medio conoce el desarrollo de las comunicaciones, entiende que en la gente joven se puede pasar, pues han desarrollado su capacidad multicanal; es decir, pueden prestar atención por dos canales distintos y a la misma vez. Por eso, podrían usar el teléfono inteligente, y prestar atención a la vez, (pero me queda mis dudas). Pero los que somos ya, mayores de 30, (hace tiempo), no contamos con la capacidad multicanal, lo que implicaría que estarías perdiendo el tiempo en tu exposición, puesto que la gente estaría en su canal privado. (Acá dicen que no se puede caminar y mascar chicle a la vez).

A veces me pregunto si no sería mejor utilizar el canal del teléfono inteligente para enviar la presentación, y quedarse parado frente a todos, por cualquier duda que surja. La verdad es que no puedo entender como no se puede evitar la tentación de ver lo que esconde el “led” rojo titilante, una suerte de cuento por etapas, que intriga, que atrapa. Para mi, era mágico abrir todos mis correos electrónicos desde la PC, una suerte de espera; como recibir una carta de las de antes. Ahora que todos están redirigidos, ya se perdió el deleite de la sorpresa. (Quizá por eso la magia del led).

Los paradigmas tecnológicos todavía se centran en internet y en su supuesto poder de disminuir la productividad empresarial, cuando el verdadero “enemigo” se encuentra en el bolsillo de la mayoría de los ejecutivos de las grandes empresas o corporaciones. Antes podías deducir, al escuchar el “tu-rú” que se trataba de la ventanita del Messenger que se estaba abriendo y que el interlocutor se iba a apresurar a descubrir el mensaje. Ahora con los teléfonos inteligentes, se mezcla el mail, twitter, facebook, chat, y todas las aplicaciones de internet.

Antes, en las reuniones tradicionales uno decía, “les damos un descanso de 10 minutos para que vayan al baño, tomen agua y estiren las piernas para que no se llenen de gases”. Ahora, la tendencia será: “Tienen diez minutos para revisar sus mensajes”. Total, para esta nueva generación de “cabizbajos y meditabundos”, centrados en sí mismos, con sus futuros dolores cervicales, el estirar las piernas ya no es tan importante.
Imagen del gato, tomada de, 20blogs. es

11 comentarios:

cumClavis dijo...

Muy bueno el post. De repente me he acordado que hace tan sólo 10 años (o quizás un poco más) ver a alguien hablando con el móvil en la calle parecía cosa de alienados…
El móvil nos permite detectar más fácilmente a aquell@s con la tan difícil competencia de la autoconsciencia o autocrítica porque, mírese como se mire, es cosa de educación y no veas cómo está el país de maleducad@s! Ya no se trata de comunicación sino del manejo erróneo y poco oportuno de los canales que uno mismo abre… y es que hay que ver la cantidad de groser@ que hay por el mundo.
Realmente el título hubiera podido ser “cabizmundo y meditabajo”…
Un saludo,

Facility manager dijo...

Hola Manel, gusto me da tu visita. La verdad es que tienes la misma impresión que yo tengo; aí no andamos tan solos por la calle viendo a las nubes (que tambien es peligroso)
Saludos,
Alberto

Anónimo dijo...

...todo lo que sea no ver el mundo de frente es bienvenido...además la tecnología ayuda.
Que paradigma, no..?

Facility manager dijo...

Hola Anónimo:
Me parece que has dado en el cavo, con los perfiles. Yo definí dos y tu el tercero.
1. Los que van por la vida viendo de frente
2. Los que van viendo al piso y a su teléfono
3. Y los "como flores" como yo, que van viendo a las nubes.
Gracias por la visita,
Alberto

GBA dijo...

Realmente bueno tu post, siempre paso por acá, muy buen blog.

Lastimosamente creo que soy -hoy en día- de los que "van viendo el piso y a su teléfono" me gustaría volver a se de los que "van viendo las nubes"

Saludos,

Facility manager dijo...

Hola GBA:
Gracias por esa visita desde tan lejos.
Yo creo que con el paso del tiempo aprenderemos a usar con eficiencia estos aparatos, que en realidad si son instrumentos de productividad, si se usan para comunicarse y no para lo contrario.
Saludos.,
Alberto

Anónimo dijo...

Hola:
La "Crackberry manía" nos está volviendo locos a los venezolanos! Movistar reveló que el 1.5% de las ventas mundiales de RIM se dan en Venezuela. Ya la red interna de BB messenger en Venezuela es tan grande que la gente para no quedarse "desconectada" de sus amigos y contactos, están dejando sus "viejos" Nokia y Motorola para cambiarse a RIM.
Como todo en las nuevas tendencias tecnológicas, la gente empezará a darle mejor uso y de manera "educada" a esta productiva herramienta.
Yo espero ser uno de ellos….
Muy buen post.
Saludos

Facility manager dijo...

Hola Anonimo (2):
Debes ser primo de anónimo uno.
Gracias por tan buebas reflexiones. Yo creo que la fiebre va a pasar y nos convirtamos en seres mas concientes de su uso, para convertirla en herramienta de comunicación.
Saludos
Alberto

Amalio A. Rey dijo...

Amigo:
Pues si, tienes razon. Pero mira como es la vida, hoy mismo he escrito un post que va tambien por la linea pre-tecnofóbica del tuyo. Claro, hecho con las contradicciones de un fiel usuario de estos artilugios. Me gustan, me son muy utiles, pero son una trampa en si mismos. Esta mañana, en el preludio de mis vacaciones, me he levantado muy reflexivo y preocupado con este tema.
Me voy de vacaciones a descontaminarme de todo, incluyendo "Twitter", que como esta tan de moda, nadie quiere hablar mal de él. A mi me encanta, pero hay que dosificarlo...
Veo comportamientos en el uso de las herramientas 2.0 que sin ser cabizbajos o meditabundos (mas bien todo lo contrario) pueden generar a la larga un efecto parecido. Ahora generan euforia, pero ya veremos...
Buen post el tuyo...

Deprisa dijo...

Sí que es un tanto preocupante esa tendencia permanecer "meditabundo y cabizbajo" sin fijarse en cuanto les rodea. Espero que solo sea una fase y no se convierta en un uso social.

Facility manager dijo...

Amigo Amalio, un honor tener la visita de las mejores plumas blogueras, gracias.

La verdad es que yo no soy "tecnofóbico", más bien lo contrario. Mi crítica básicamente es hacio lo actitudinal. Es el poder que tiene el aparato sobre la actitud de los usuarios. Es una suerte de "posesión" tecnológica que no ocurre ni con las laptops ni con las PCs. Es algo extraño y creo que deben establecerse condiciones de uso, al menos durante una reunión estratégica. Lo que dije del receso, es en serio. Es como estar en misa o en un concierto de flauta y violín, todo apagado. Pienso que en la próxima reunión voy a pedir que los apagemos y los prendamos cada hora y media durante quince minutos a ver como nos va.
En fin, es solo una percepción, ya paso por tu casa a leer tu reflexión
Saludos,
Alberto

Hola DEPRISA:
La verdad es que no es una moda; y ahí radica mi preocupación. Creo que va mas allá y hay que decirlo para que nos hagamos conscientes de ello. Las herramientas de comunicación virtual son asíncronas, cuando estamos en el mundo real, no deben interferir en la comunicación persona persona, P2P.
Es una herramienta para mantenernos comunicados, pero cuando estamos juntos no debe interferir.
Eso pienso, por ahora.. (como diría alguien que no quiero recordar)
Alberto