lunes, marzo 31, 2008

Los 7 hábitos, sin desperdicio...

Hace algunos años Stephen Covey escribía su primera versión de los "7 Hábitos para la Gente Eficáz", (o efectiva, traducida del inglés, aunque en este idioma no parace ser que existiera diferencia mientras que en español si hay).
Junto con la Quinta Disciplina de Peter Senge, formaron (y siguen siendo aún hoy),la pareja de lecturas obligadas para el manejo efectivo de los RRHH y el manejo de los sistemas de organización empresarial y la comprensión de la inteligencia corporativa. (Ya casi no se usa cultura de organización, porque se ha utilizado peyorativamente). Entres las disciplinas de Senge se encontraba, la Visión Corporativa, el Trabajo en Equipo y el Pensamiento Sistémico, que solo se logran a través de la comprensión e internalización, del "significado" del trabajo interdependiente.

Como docente he tratado de hacer dinámicas, inventar artilugios y exponer estudio de casos, pero siempre sin saber si el mensaje era efectivo; es decir, era comprendido por la audiencia.
Este vídeo, narrado por el propio Covey, explica deuna manera inequívoca, el paso de la dependencia, (.. si Señor..!!.. Tu), pasando por la Independencia, (yo), para arribar a la Interdependencia, (Nosotros); estadio máximo del liderazgo empresarial.
No se puede hablar de libertad, si estamos presos interiormente. Covey lo explica, y seguro que núnca se les va a olvidar, luego de ver el vídeo.
(Que maravilla son los bancos de vídeos, tambien pueden ver otros vídeos relacionados)

LOS 7 HABITOS. De como transitar hacia la madurez organizacional. (o personal)

7 comentarios:

Senior Manager: dijo...

El problema para explicar las enseñanzas de Covey y de Senge radica en la dificultad de trasladar la organización eficaz que ellos profesan y la capacidad de poder centrarnos en lo importante siendo a la vez positivos dentro de un mundo cada vez más negativo. No dudo de que el camino a seguir debe ser el de la apertura mental al cambio, pero resulta difícil hacer entender éste concepto en la práctica si lo que tenemos a nuestro alrededor nos recuerda que la realidad es todo lo contrario.

GET dijo...

Esta filosofía plantea que los principios que gobiernan la efectividad humana son VERDADES FUNDAMENTALES y de APLICACIÓN UNIVERSAL, tanto a individuos como a equipos y organizaciones. Cuando estas verdades logran ser aprendidas, se transforman en HÁBITOS que rigen el comportamiento bajo un esquema de madurez, partiendo de la DEPENDENCIA hacia la INDEPENDENCIA y hasta llegar a la INTERDEPENDENCIA.

Según este esquema de madurez, existen una serie de hábitos que permiten ascender del paradigma del TÚ hacia el YO logrando la independencia en la considerada victoria PRIVADA mediante el autodominio. Estos hábitos son: PROACTIVIDAD, FINALIDAD, VOLUNTAD.

Luego existe otra serie de hábitos para ascender hacia el NOSOTROS logrando la victoria PÚBLICA que permite llegar a la interdependencia. Estos hábitos son: PENSAMIENTO COOPERATIVO, COMUNICACIÓN EMPÁTICA, ACTITUD SINÉRGICA.

Finalmente se plantea un hábito final que es el de la AUTORENOVACIÓN EQUILIBRADA que implica preservar la eficiencia personal en el tiempo, mediante el balance de las dimensiones física, espiritual, mental, social y emocional. Este hábito fomenta la entrada en la ESPIRAL de crecimiento personal y auto superación continua.

En los proyectos, se tiene un grupo de integrantes de un equipo que tienen formado un paradigma en la manera de trabajar y tienen creados una serie de hábitos, que deben comenzar a alinearse para alcanzar la interdependencia de los miembros del equipo.

mpiryko dijo...

En mi opinión, ..., es la mejor definición de castas que he visto.
Si aplicamos la estadística, sólo una parte de la población deja de ser dependiente para alcanzar un grado suficiente de independencia y de éstos, otra parte estadística, puede llegar a un liderazgo real, en cualquier caso, no estoy hablando del éxito social, sino de grupos poblacionales.
EN vez de la mejora continua, propondría un retorno a los orígenes, a los valores fundamentales, a auténticos valores.
¡Salud!

Alberto Enrique dijo...

EStimado amigo:
Creo que una cosa no va contra la otra. Precisamente en el conocimiento de su yo interno es que se es capáz de valorar las raices y ser independiente. La instancia superior, entiende que ya somos iguales como personas y se potencian las habilidades, conocimientos, cultura y valores. Usando tu palabra, es una casta, pero a la inversa, donde se repotencian los valores fundamentales del hombre. Perdona que discienta
Alberto

amalgamadeletras dijo...

@Senior Manager - Yo creo que tenemos un camino muy claro para atraer a las personas hacia las organizaciones inteligentes que aprenden: el comportamiento que se basa en las actitudes, los valores y las creencias. Empezando por los que tenemos cerca y que podemos 'enganchar' se va creando una fuerza dentro de la empresa que va trascendiendo a todo lo largo.

Buen artículo, Facility Manager.

Nos leemos.

Senior Manager: dijo...

Amalgama... Pienso que tu teoría del "tornado" (permíteme llamarla así, pues así la iamginé cuando leí tu comentario) es bastante realista y no dudo de que funcione o de que ya esté funcionando en algunas empresas, el problema es que no todas las empresas tienen la capacidad de crear un espiral interno que atraiga con la fuerza necesaria que se necesita para mantener la inteligencia. Si las empresas españolas no comienzan a abrirse e innovar de verdad (sin re-fritos) la fuerza del tornado se disipará a su alrededor creando el efecto contrario.
Slts
SM

Facility manager dijo...

El "tornado" me parece que es un excelente nombre para denominar el fenómeno. Cuando Nonaka y Takeuchi, definen la espiral de la transferencia del conocimiento, lo hacen precisamente en el aprendizaje organizacional del conocimiento tácito (el propio) al explícito (el escrito o social). El modelo es una espiral, que bien usada y comprendida podría convertirse en un tornado de aprendizaje positivo, social, solidario y holístico.
Saludos a mis nuevos lectores, gracias
Alberto