sábado, agosto 12, 2006

Los activos intangibles

Todas las empresas están frecuentemente ocupadas en la valoración de sus activos, del retorno de su inversión, de la tasa interna de retorno y de la rentabilidad del negocio. Poco se ocupan de valorar el activo intangible más importante, que es el Capital Humano.
Sencillamente, sin este valor ninguna empresa podría generar la riqueza que genera, o desempeñarse en un mercado competitivo, cada vez más restrictivo y controlado.
Los activos intangibles son, sin lugar a dudas, un valor necesario, ya que representa además del humano, a las relaciones con clientes o proveedores, y al proceso organizacional, con el cuál llevamos a cabo nuestros negocios. Si así es en cualquier industria manufacturera, imagínense lo que pasa en una empresa de producción Innobiliaria, donde el capital humano entra y sale, según los ires y venires del mercado y los indicadores macroeconómicos. Todo un caos!!
Pero hay esperanzas. la consolidación de sistemas de estructuración de procesos, la evaluación de la experiencia despues de la acción, EDA, los sistemas de medición, el mejoramiento de procesos y la estructuración de lecciones aprendidas, son solo partes de estos métodos con lo que podemos consolidar a nuestras empresas. Pero cuesta tiempo y dinero. Se requiere un compromiso de la Dirección y una comprensión de que solo a través de la gestión del Capital Humano, se pueden desarrollar elementos competitivos, tanto de marca, de confianza, satisfacción del cliente, eficacia y perdurabilidad en el tiempo.
Lamentablemente tenemos que hacer lo que menos nos gusta hacer: MEDIR!!
Solo sabiendo en detalles lo que hacemos, podremos controlarlo.
Les recomiendo un libro que acabo de leer de T Davenport, El Capital Humano, que publicó El Nacional con la Editorial Deusto y dice al final:
"Tener la voluntad de medir dice mucho acerca de la propia organización; revela que se trata de una compañía con previsisón suficiente para invertir tiempo y recursos en entender su atractivo como lugar de trabajo... Tales empresas prosperarán a costa de los los competidores y de los cazatalentos."

2 comentarios:

Eduardo dijo...

Estoy de acuerdo, los activos intangibles representan una parte fundamental de los activos de una compañía de cualquier índole. Estos activos no se pueden tocar ni ver y no pueden ser contabilizados con los métodos tradicionales. Hay dos tipos de activos intangibles: los intangibles legales, los cuales pueden generan un derecho de propiedad y pueden ser defendidos en una corte bajo la normativa de un sistema legal. Entre estos se incluyen las patentes, marcas registradas, copyrights, etc. El otro tipo son los intangibles de competitividad, los cuales ofrecen ciertos beneficios y ventajas a la empresa sobre la competencia. Estos tienen un impacto directo en la productividad e incluyen procedimientos, conocimientos, actividades estructurales y capital humano y aunque no pueden defendidos en corte son los que impactan directamente, las ganancias, la satisfacción del cliente, el valor de mercado y el valor de la acción de una empresa. Estoy de acuerdo con FM el capital humano representa hoy en día el activo intangible más importante en las empresas, ya que son las actividades desarrolladas por los trabajadores las que generan valor en una organización. Me gustaría agregar que desde el punto de los estados financieros, los activos intangibles aunque muchas veces están incluidos en el balance, su valor puede resultar engañoso ya que hay casos como por ejemplo Coca-Cola en donde el nombre sencillamente “no tiene precio”. En cambio podemos ver claramente el impacto de los activos intangibles en el estado de ganancias y perdidas….Eduardo Pérez Vegas

Ignacio J. dijo...

Definitivamente los activos intangibles son muy importantes en cualquier tipo de empresa. Estos activos suelen pasar por desapercibidos, por la simple razón que no pueden ser medidos cuantitativamente. Sin embargo, mi opinión es que son los huesos que mantienen a cualquier y prosperan cualquier negocio.

Por ejemplo: Un buen nombre, bien sea natural o jurídico, con reputación implacable, con una larga trayectoria de experiencia en un mercado definido, es algo que no se le puede poner precio. Este es un activo que va a afectar a la empresa o al individuo de una manera positiva. Debido a esto, el ente va a ser reconocido por el mercado y va a incrementar la demanda de su producto o servicio.

De igual manera sucede lo contrario a este ejemplo; esta persona u organización llega a perjudicar su reputación en el mercado, y por consecuencia el mercado mismo comienza a rechazar al ente. Debido a esto, las puertas comienzan a cerrarse y la demanda por su servicio o producto comienza a disminuir, pudiendo llegar al extremo de la quiebra.

Los activos intangibles bien sean ya el nombre, marca, imagen, profesionalismo, etc, influyen de una manera importante en la demanda del producto o servicio que se vende en el mercado. En otras palabras, es lo que va impactar la diferencia de un producto sobre su competencia.

Ignacio Salvatierra