sábado, junio 05, 2010

UBUNTU

Hoy mantuvimos en familia, una conversación bien interesante. Mi sobrina decía que su hijo menor varón tenía un nuevo interés deportivo. Contaba que con cierta duda y miedo, le preguntó de qué deporte se trataba:

-“Moto-cross”

Claro es un deporte muy riesgoso debido a que es una moto, en campo abierto, con muchos obstáculos. Tampoco estaba negada a concederle la petición, pero tenía dudas acerca del transporte del vehículo hasta el lugar del entrenamiento. Caracas es una ciudad muy peligrosa, y a un joven en moto, le representa algunos riesgos.

Los padres al fin y al cabo, son una suerte de "FacilityManagers" del crecimiento de sus hijos, tratando de orientar y en verdad, de hacer su mejor parte en ayudar en el desempeño de sus hijos. El trabajo de los padres es en realidad una serie de obstáculos que le indican a los hijos el valor de las cosas, y como conseguirlas a través de esfuerzo y merecimiento.

Además, la visión y experiencia acumulada de los padres le permite a los hijos “quemar etapas” y no llegar a ser “viejos verdes” como dicen en mi país, o lo que es lo mismo, la gente mayor haciendo cosas de gente menor. Cada cosa en su dimensión y en su momento.

¿Seguirán las empresas un comportamiento similar, en cuanto a las etapas de su crecimiento?. Recuerdo al Dr Truckman al definir las etapas de crecimiento de un grupo de trabajo para alcanzar la etapa de equipos de alto desempeño. Formación, Tormenta, Normación y Desempeño son las etapas, que cual escaleras, van adiestrando en el manejo del trabajo colaborativo e interdependiente.

¿Cuáles son las etapas de crecimiento de una empresa, hacia su madurez de desempeño? ¿Siguen las mismas etapas que le son comunes a los equipos de alto desempeño y cuanto dura cada etapa? No es lo mismo que en un adolescente, que ya sabemos lo que se debería esperar de él en cada etapa de su vida.

Pareciera que cuando una empresa nace, le son propias las etapas de formación, tormenta y la de normas y procedimientos. Sin embargo, las tres etapas pudieran llevarles mucho tiempo, pues parece que no se termina nunca de escribir normas y procedimientos. Luego de escritas, analizadas y difundidas, pudiera dedicarse un tiempo valioso a reinventarse, a ser innovadora y emprendedora.
Una empresa en estado de madurez puede dedicarles tiempo y recursos a su gente para alcanzar el adiestramiento ansiado, o puede mirar hacia afuera para ver que le falta a su comunidad. Palabras como “empowerment” se vuelven cotidianas, los gerentes aprenden a delegar, y no se castiga tanto los errores de emprendimiento sino que se aprende de ellos para ser mejores cada vez.

Se establece un círculo virtuoso de crecimiento, y las organizaciones implantan sistemas de gestiones de calidad, para poder estructurar, definir su trabajo por procesos y no por departamentos, los jefes aprenden a desprenderse del poder que le otorga el cargo, para aprender a comprender el poder que adquiere el equipo por procesos. Los premios no son ya para las personas, sino para los equipos que trabajan juntos y son capaces de sacrificar cosas personales, por el bien del equipo y de la organización.

Se aprende a escuchar al cliente como parte integral de la “cadena de valor”, y sus productos o servicios se estructuran en función de sus necesidades o preferencias y no las basadas en lo que indica el departamento de marketing solo, las finanzas se convierten en “libros abiertos” y ya no existen secretos internos para los que toman las decisiones, sino que utilizan el conocimiento de ello para establecer mejoras o proyectos de innovación.

Los planes estratégicos ya no son de libros, sino una respuesta sincera y oportuna a la realidad cambiante del mercado y de la sociedad, lo que le permite crecer, anticiparse a los riesgos y ser mas competitiva. Una empresa donde se escucha a la gente y entiende que la comunicación es la mejor de las estrategias de manejo y gestión de gente.

Es decir, un poco de “Ubuntu” de Mandela

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno.
Mega

Facility manager dijo...

Hola anónimo, gracias por tu visita.
Alberto

Betsy dijo...

Excelente

Facility manager dijo...

gracias betsy, sigue visitandome, jeje
Alberto