sábado, agosto 23, 2008

RE-ENCONTRITIS (aguda)

Parece el nombre de una enfermedad viral que afecta a los humanos, pero es solo el término que le asigno a la reacción en masa que ha generado el fenómeno Face BooK, al menos en mi pais. Existe una suerte de deseo inaguantable de la gente a reencontrase (de ahí Re-encontritis) con sus amigos de la infancia, del colegio, de la universidad, del postgrado, de la cuadra, de la ciudad, de la urbanización, y hasta los de acá que están en el norte. (la página se llama "a ver cuantos somos en esta vaina).
Todo el mundo anda en una búsqueda frenética de sus antiguas amistades, para llevar a término y materializar el sueño de verse 30 o 40 años después y correr con la suerte de que alguna te diga: -"hay, pero si estas igualito.!"

Es innegable el fenómeno sociológico que esto ha representado: todos tus conocidos en un mismo lugar virtual, en tiempo real, con sus datos y teléfonos de contactos. La verdadera materialización de los mundos paralelos, con su mágica realidad, y oportunidades.

Hace como dos meses, luego de una extensa búsqueda, mis compañeros del 5to año de bachillerato (cuando tenía 17 años), lograron materializar la convocatoria y reunir a una buena parte de los compañeros del colegio. Tengo dos apreciaciones al respecto:

La primera, es la sensación de revivir historias, recuerdos y vivencias que al fin y al cabo, son las que nos hacen hombres o mujeres en la edad adulta. Las vivencia de la infancia, así como de los amigos, forman parte de nuestro desarrollo mental, social, comunicativo y hasta ético; por ese lado una maravilla de experiencia.

En segundo lugar, nos encontramos con el sabor agri-dulce de lo que no fué tan bueno en esa época. (Sobre todo si no estábamos en el grupo de los líderes). Dirían los sociólogos, de aquellos procesos que quedaron abiertos, dolorosos algunos, y que quedaron ocultos en el "disco duro" de nuestra mente, y que vuelven a vivir con el reencuentro. Mucha gente dirá que es una exageración, que no tenía nada, ni ningún proceso que cerrar; pero todos lloran, se emocionan, sienten, rien, padecen y hasta publican las fotos del hecho.

Es una oportunidad magnífica para cerrar procesos de la infancia, de enfrentarse a miedos, a veces asociados con personas, y seguir adelante. Si no, llegas a viejo con el lastre a cuestas.

No todo el mundo sabe que lleva procesos abiertos, y mucho menos sabe, como cerrarlos. Solo se dan cuenta cuando te traes a tiempo presente, 30 años de historia acumulada. En algunos casos puede llegar a ser aplastante. Pero la reencontristis no viene con un "manual de uso". Se aprende viviéndola. Mi única recomendación, a todos esos miles de personas que estan reencontrándose en este momento, que se sienten previo al evento, traten de traer recuerdos a tiempo presente, de la gente, sus actitudes, sus cosas positivas y negativas y vayan preparados a años de historia. (Sobre todo saber contestar a las preguntas que antaño no sabías contestar).

Muchas de las personas que vamos a esta cita, vamos a mostrar lo que hemos llegado a ser, a cómo evolucionamos, que sembramos; pero hay un porcentaje que va a que los recuerden por lo que fueron en esa época. A esos les digo: - me fuí con la manos vacías. (A lo mejor algunos no tenían nada que mostrar).

La verdad y para concluir, nuestros amigos de la infancia, siempre han estado allí, pase lo que pase, hemos seguimos el camino juntos. Los que no, habrán tenido sus causas reales para no haber estado.

Gracias a Dios, la re encontris es curable si se diagnostica a tiempo..!! Ya encontré la cura, y además, por si fuera poco, cerré todos mis procesos abiertos. !Gracias por eso!!

Menos mal que se cumplen 35 años de graduado una solo vez en la vida. (despues los 40, 50, 60, etc, jeje)

Alberto

3 comentarios:

Facility manager dijo...

Además, abrirse completamente al mundo virtual, exponerte a las fotos de otros, a enfrentar tus pasados, tus fantasmas, te hace mas maduro, y de seguro vas a crecer mas.
AL

Senior Manager dijo...

Facebook como todo fenómeno social tiene cosas buenas y malas, lo importante es aprovechar las bondades de la herramienta y utilizarla en nuestra distracción y beneficio
Confieso que a mi me ha enganchado, pero he mantenido a raya el impulso de hacer girar mi vida en torno a él. Lo mejor es ver como todos somos una comunidad ligada de una forma u otra...

Mariale divagando dijo...

Primera vez por acá.

Comparto tu opinión acerca de Facebook.

Lo que escribiste me dejó pensando en una señora que conozco, que lleva 2 meses TOTALMENTE DEPRIMIDA después de haber asistido a un reencuentro con sus ex compañeros de clase, organizado a través de Facebook, claro está.

No deja de pensar en que los otros progresaron y ella no, que los otros tienen hijos y ella no, que los otros siguen delgados y ella no...