sábado, marzo 08, 2008

Las redes, los nodos y los hipernodos


En la nueva gestión de conocimiento, hablamos de la importancia de contar con el llamado "Hipernodo" en el equipo de proyectos. Es aquel, que como un facility manager maneja las redes de personas y "poseedores de información" que pueden ayudar a culminar un proyecto con éxito. Es así como a través de la observación de la interactuación de estos personajes, que se llega a demostrar la importancia de las redes.
Ya he hablado de Milgram anteriormente y sus seis grados de separación en antiguos post. El planteaba que nadie en el mundo està a mas de seis pasos de separación o conocidos. Eso es una red. Un arbol genealógico es una red.
Es así y con el profundo interés de ver hacia atrás, que me he puesto a analizar a aquellas personas que han tenido que ver con mi crecimiento profesional, con mi aprendizaje. Tambien ha inspirado a esta visión, un ejercicio extraordinario que desarrolló la Virgina Tech, basada en la teoría de Millgram, y experimentada por Kevin Bacon, el actor del hombre invisible. Vale la pena verlo funcionar algún día. Prueben el oráculo, se van a divertir mucho.
Basado en todo lo enredado expuesto anteriormente, entendí que nuestro ciclo profesional tambien estaría atado a las redes, tanto verticales como horizontales.
Yo trabajé y fuí discípulo del arquitecto Martín Vegas, quien estudió con Mies Van der Rohe en MIT, quién antes de la II guerra había conducido la Bauhaus, y antes de su mentor el Arq. Walter Gropius, quién fué discípulo de Peter Behrens. En 1911, entra a trabajar en el taller de Behrens junto a Gropius, Le Corbusier.

¿Cuantos pasos para llegar a Corbu? Solo cinco. En próxima entrega comenzaré a dibujar la red tanto verticalmente como horizontalmente, a ver en cuantos pasos se llega a Brunelleschi de Florencia.... escampará y veremos

1 comentario:

Alberto Enrique dijo...

Por cierto, si trabajaste conmigo o fuiste mi discípulo, te encuentras a seis grados de separación de Le Corbusier.